En el apogeo de la Alemania nazi, una escuadra militar va en búsqueda del santo Grial, un artefacto sagrado que le permitirá al tercer Reich controlar definitivamente el mundo. Sin embargo, y en contra de sus malignos planes, nuestro arqueólogo favorito Indiana Jones (Harrison Ford) irá también tras la reliquia, esta vez junto a su padre. ¡Comienza así una nueva aventura!

Indiana Jones

Hablar de Indiana Jones es hablar de aventuras. Durante las tres películas, Steven Spielberg y George Lucas se encargaron de crear un personaje mítico capaz de burlar con ingenio y destreza (y un látigo) los obstáculos más peligrosos e increíbles vistos en pantalla. Y todo siempre rodeado de frases notables y cómicas, las que se ven enaltecidas con la figura del padre de Indy, el profesor Henry Jones (Sean Connery).

Es sabido que Spielberg y Lucas quisieron crear a su propio James Bond. Y da para suspicacia al menos que el actor que escogieron para interpretar al padre de nuestro héroe no sea otro que uno de los más famosos Bond de la historia. Y aunque no fuese la razón principal, de todas formas acertaron. Porque la química que logra Sean Connery (Henry Jones) con Harrison Ford (Henry Jones Junior AKA Indiana) es notable, perfecta.

La última cruzada

IJ-UC-02
El diario en el que el padre de Indy trabajó toda su vida.

El padre de Indiana ha desaparecido. Lo último que se supo del profesor Henry Jones es que se encontraba en la búsqueda de pistas para hallar la reliquia que lo ha mantenido obsesionado toda su vida: el santo Grial, la copa en la cual bebió Jesús en su última cena, y que otorgaría a su poseedor -según las leyendas, la vida eterna. Walter Donovan, filántropo organizador de la misión, intenta de esta forma convencer a Indiana de sumarse a la aventura.

– Indiana Jones: Se equivoca de Jones, Sr. Donovan. ¿Por qué no prueba con mi padre?
– Donovan: Ya lo hemos hecho. Su padre es el hombre que ha desaparecido.

Sin otra alternativa, Indiana Jones sale en busca de su padre, quien antes de desaparecer, le hizo llegar su viejo diario con toda la información que había recopilado durante toda su vida acerca del Grial.

Venecia, Italia

IJ-UC-03
Mmmh.

Junto a Marcus Brody, Indy conoce a la bella doctora Elsa Schneider, quien fue la última persona que estuvo con su padre. Juntos comienzan entonces a resolver diversos acertijos, lo que los lleva a conocer a encontrarse con Kazim, miembro de una antigua hermandad encargada de proteger el secreto del grial. Kazim finalmente les da la pista definitiva para que Indiana vaya al rescate de su padre.

El castillo de Brunwald, Austria, y el encuentro con Hitler en Berlín

– Indiana: ¿Cómo supiste que era nazi?
– Henry Jones: Porque habla dormida.

IJ-UC-04
Indiana, debes confiar más en tu padre.

Indiana y la Dra. Schneider logran colarse en el castillo austriaco, donde finalmente encuentran al profesor Henry, prisionero de una escuadra nazi que busca desesperadamente el diario para dar así con el Grial. Logran escapar de un castillo en llamas (incendiado accidentalmente por el profesor Henry), a pesar de la tradición de la Dra. Schneider y Walter Donovan que se han aliado a los nazis.

– Elsa: Está claro dónde están las páginas. Se las dio a Marcus Brody.
– Henry Jones: ¿A Marcus? ¿No habrás metido al pobre en esto? No está a la altura.
– Donovan: No pasará desapercibido. Le encontraremos.
– Indiana: No crea. Lleva dos días de ventaja, más de lo que necesita. Brody tiene muchos amigos, habla una docena de idiomas, se mezcla con el pueblo, desaparecerá, no volverán a verle. Con un poco suerte, tendrá ya el Grial.

IJ-UC-05
“Hijo… incendié la alfombra”

La diferencia de personalidades y el desapego de padre e hijo se ven reflejados en cada momento, donde nosotros como espectadores y seguidores de las aventuras de Indiana Jones tenemos mucha más costumbre que el profesor Henry en cuanto a vivir las aventuras de su hijo. Es por eso que se vuelven recurrentes divertidas frases como: “¿A esto le llamas arqueología?”, o “¿esto vendría siendo un día normal para ti, Junior?”.

– Henry Jones: ¡Esa gente intenta matarnos!
– Indiana: ¡Lo sé, papá!
– Henry Jones: Es una experiencia nueva para mí.
– Indiana: A mí me pasa a menudo.

IJ-UC-08
– Indiana Jones: “¿nos dieron?” – Profesor Jones: “Más o menos… ”

Queda muy claro que Indiana Jones disfruta de sus aventuras y esta más que acostumbrado a saltar a vehículos en movimiento, pelearse con tipos duros y esquivar peligros usando su látigo, a diferencia de su padre, un tipo más reflexivo, compuesto y pausado (aunque comparten gran carisma).

IJ-UC-06
Pronto en Youtube: Hitler se entera de que le firmó el diario del Santo Grial a Indiana Jones.

La película en cuestión no se detiene un segundo y nuestros protagonistas pasan de escapar en motocicletas a escapar de Berlín en un zepelín después de un encuentro cara a cara con el mismo Hitler, quien confundió a Indy y al diario con un fan que buscaba su autógrafo. Luego de una batalla aérea, donde el profesor Henry encargado improvisado de la artillería le da a su propio avión, los Jones terminan en el desierto enfrentándose a escuadrones que incluso contaban con un tanque, con emocionantes momentos donde veremos a nuestro héroe en su máximo esplendor.

El cañón de la media luna y las tres pruebas

A pesar de haber sorteado innumerables obstáculos, Indiana no consigue evitar que Walter Donovan hiera de muerte al profesor Henry, quien sólo podría salvarse hipotéticamente con los poderes curativos del Grial. Pero como nunca nada es sencillo, el camino a la reliquia está repleta de trampas mortales que han acabado con todos los que han tratado de cruzarlo. Con el tiempo en contra, Indiana Jones se adentra así en la infernal búsqueda, eso sí, con el diario de su padre como guía.

El hombre penitente

IJ-UC-11
Usa la fuerza, Indiana. Quiero decir, el diario.

La primera prueba, el soplo de Dios donde solo el hombre penitente podría pasar. Indiana Jones avanza con la precaución necesaria para no dejarse llevar por la prisa, la astucia para deducir que el hombre penitente es el hombre que se inclina ante su dios, y la agilidad precisa para evitar dos cierras afiladas que habrían partido en dos cualquier sandía, coco, o arqueólogo.

La palabra de dios

IJ-UC-09
Indiana, es casi como caminar por la vereda sin tocar las líneas.

La segunda prueba es llamada “la palabra de Dios”, que también podría ser traducida como “el nombre de Dios”. Claro, es muy sabido por todos (los que no pudieron eximirse de las clases de religión) que este nombre sería Jehová. Pero no todos saben que en latín Jehová se escribe con “I”. Bueno, Indiana lo sabía. Aunque al principio lo había olvidado.

El salto de fe

IJ-UC-10
Tiempo sin internet.

Probablemente fue el obstáculo más impresionante. Era un salto imposible debido a la larga distancia, a menos que se contara con la fe necesaria para dar un paso a un vacío. Con la muerte inminente de su padre, Indiana no tiene otra opción que entregarse al milagro, y cuando todos pensamos que su paso al precipicio lo llevará a su fin, logra dar con el camino invisible.

El cáliz de la vida eterna

IJ-UC-13
¿Y ese viejito qué comía ahí? ¿estuvo siglos a pura agüita sagrada?

Custodiados por un antiguo caballero de la orden, decenas de copas yacen disponibles para elegir. Donovan y la Dra. Schneider se han abierto paso siguiendo a Indi, y cegados por la codicia no dudan en coger la que ellos consideran la copa digna de un rey de reyes, una copa dorada llena de gemas y brillantes. Pero así como el verdadero grial otorga vida, el falso la quita, siendo el final de Donovan quien tras beber el agua sagrada en la copa equivocada, literalmente se desvanece.

IJ-UC-12
Algo en su rostro me indica que no eligió el cáliz correcto.

Indiana escoge así la copa más humilde, la que un pobre carpintero hubiese poseído, y logra salvar a su padre de forma milagrosa, cerrando de esta forma, una de las aventuras más épicas de nuestro gran héroe.

– Indiana Jones: No puede ser de oro. Ésa es la copa de un carpintero. Sólo hay una forma de averiguarlo.
– Caballero de la Orden: Has elegido sabiamente. Pero el Grial no puede pasar más allá del Gran Sello. Ése es el límite y el precio de la inmortalidad.

La búsqueda del santo Grial, la última cruzada

IJ-UC-14.jpg
“Bonito sombrero… ”

Si bien la historia comienza con un flash-back donde vemos a un joven Indiana Jones (River Phoenix) que desde muy temprano mantuvo una habilidad innata para meterse en problemas por causas arqueológicas, rápidamente nos establecen el trato distante entre padre e hijo y la dedicación obsesiva del profesor Henry Jones en la búsqueda del Grial.

“Hoy has perdido, chico. Pero no tiene por qué gustarte.”

Al volver al presente, Indiana Jones tiene una escena en su sala de clases donde insta a sus alumnos a no buscar ciudades perdidas, no seguir mapas de tesoros donde la X jamás indica el lugar, y que “no hay que tomar la mitología al pie de la letra”. Todo lo que irónicamente sucede finalmente en la película.

IJ-UC-15
“El 70% de la arqueología se hace en biblioteca.”

Cargada de frases geniales, grandes personajes y divertidas situaciones, la película podría indicarnos que al final, muchas veces lo más importante de todo no es conseguir el tesoro en sí, sino que vivir el recorrido que se realiza en la búsqueda de éste.

Al menos el profesor Henry Jones prefirió salvar la vida de Indiana, que arriesgarlo por la posibilidad de alcanzar una legendaria reliquia que nunca podría alcanzar el valor de su hijo.

IJ-UC-16.jpg
“¿Cómo me acabas de llamar?”

– Henry Jones: Elsa no creía en el Grial. Pensó que había encontrado un tesoro.
– Indiana: ¿Y tú qué has encontrado?
– Henry Jones: ¿Yo? Iluminación. ¿Y tú qué has encontrado, Junior?
– Indiana: ¿”Junior”? Papá…
– Sallah: ¿Qué significa eso de “Junior”?
– Henry Jones: Es su nombre: Henry Jones Junior.
– Indiana: Me gusta más “Indiana”.
– Henry Jones: ¡Nuestro perro se llamaba “Indiana”!
– Indiana: ¿Nos podemos ir ya?
– Sallah: ¿El perro? ¿Te llamaron como al perro?
– Indiana: Tengo muy buenos recuerdos de aquel perro.

Es así como concluye una gran película de aventuras, acción y mucha comedia, cargada también de la nostalgia de un padre e hijo distantes pero que se reencuentran en medio de una peligrosa búsqueda.

Totalmente recomendable. ¡Muchas gracias, Indiana Jones!

Anuncios